domingo, 2 de octubre de 2005

Libre al fin

Iba a verte bastante poco por que vivías lejos y después por que me afectaba mucho. Me preguntabas por los estudios, por el novio y aveces me contabas alguna correría de tu juventud. Era enriquecedo pasar ratos contigo, aunque solo fuera de vez en cuando.
Cuando creíamos que te ibas, nos poníamos tristes pero en realidad nos alegrabamos mucho por ti. Después resultaba que era solo un susto y te ponías mejor, entonces sabía que podría volver a ir a verte y hablar contigo.
Siempre quisistes irte desde que sentistes el malestar, pero en el último tiempo era diferente: despreciabas la vida.
Nuevas generaciones nacían en la familia, pero eso ya no era para ti una auténtica ilusión, no te conmovía como a los demás miembros que vemos en los pequeños niños el futuro y la vitalidad. Tú pasastes hace muchos años a un nivel superior, habías vivido otra época y vivistes la nuestra pensando, solo con la mente como instrumento de entretenimieto. Quien sabe cuanto descubristes y reflexionastes en 15 años.
¡Cuántas historias me han contado de ti viejo! y siento que no te conozco, pero adivino de que ibas por la vida. Alto, guapo, viajante y trabajador, nunca te recordaré de otra forma.
Estabas tan agotado que el adios que se te fue dado fue una fiesta, y ayer te dejamos para siempre y te pedimos gritando que volaras libre por fin.
El paisaje se extendio para ti, sacastes las alas y el viento te elevó. Nose a donde fuistes pero siento que al final estás donde deseastes tantos tantos interminables años.

4 comentarios:

DarkEngel dijo...

Hola!! Te quedó muy bonito el post Rosa muy emotivo sobre todo...yo espero que tu estes bien porque perder a alguien aunque a veces sea lo mejor siempre duele aunque sea un poquito. Pero bueno ahora su alma es libre y siempre estará presente cuendo lo recuerdes.
Te mando un abrazote fuerte! :)

dama_oscura dijo...

Lo siento. Spongo que aunque pienses que ya es libre y te alegres por haber finalizado sus sufrimiento, te dolerá un poquito y le echarás de menos. Pero recuerda que las personas no mueren mientras las lleves en tu corazón y los recuerdos en tu memoria.
Ánimo y muchos besotes.

Guiomar dijo...

Muchas gracias chicas. sois un encanto.

Guiomar dijo...

Un saludo de otra Guiomar más veterana de años pero no de sueños desde Uruguay