jueves, 13 de abril de 2006

La casualidad

Grandes autores han filosofeado sobre ella. Yo no pretendo decir nada más, tan solo decir lo que yo creo sobre ella por que me ha incitado Sicnarf.
He hablado de la casualidad con varios amigos, entre ellos Cloud, que espero que deje su reflexion tambien por aquí.
Con la casualidad sale rapidamente el concepto de destino. También se hace la relación casualidad y coincidencia.
Cuando te invitan a dos fiestas la misma noche, te quejas exclamando a la maldita coincidencia, a la mala casualidad. Varias cosas llegan a ser paralelas en el tiempo o el lugar creando un resultado inédito o imposible de peveer. Si hay coincidencia hay dos o más "cosas" y un eje según el cual se dice que hay coincidencia.
Casualidad, viene de causa. Cuando se niega la aleatoriedad de los acontecimientos que se suceden en la vida, se afirma la existencia de un plan. Es decir, esto ocurre por esto otro. Si hay un plan hay un destino, algo que te espera, o te encuentra, pero algo en lo que sin solucion estarás metido. Afirmado eso estas negando la existencia de la voluntad, o la libertad de elegir. Elegirás A y no B, por que ese es tu destino, no por que tu deseas elegir A.
¡Entonces qué más da pensar las decisiones!, da igual cuanto lo pienses, en el plan esta escrito que elegirás A.
Está escrito en el destino lo que elegirás, lo que ocurrirá después. Es demasiado limitado, demasiado simple. No me convence.
La casualidad aveces te proporciona oportunidades para disfrutar; otras veces es como si todo se hubiera puesto deacuerdo para dañarte. No puedo aceptar por ahora que exista un hilo que tira de ti en una direccion y que tú solo tengas que seguirlo. La voluntad existe, gracias a ella conseguimos la realización personal. Yo soy como soy por mi y por mis circunstancias; por la gente que voy conociendo y deja una parte de su ser pegado al mio. Lucho por rodearme de personas bellas, ¿es una coincidenciaque desee eso, o la coincidencia aparece cuando lo consigo?
Las cosas van ocurriendo, yo lucho por mejorar, y no puedo concevir otra forma de evolucionar. No podría quedarme esperando. Creo en la voluntad, y creo en el esfuerzo. Aunque por otra parte soy aveces estoica e intento aceptar la vida tal y como es, antes de luchar contra girantes molinos.
Es muy bello creer en la Providencia, creer en que alguien escribió para ti un bello final, y no es casualidad que ahora estés sufriendo, ¡esto ocurre por algo!
Creo en algo más grande que yo, pero eso es otro tema. Concluyo afirmando que la coincidencia existe, que la vida va sucediendo en el presente. El futuro no llega nunca, por que cuando ha llegado se le llama presente; así que no creo en él. Y si tengo que optar por alguna clase de visión de mi futuro, es que si las cosas están mal, pueden estar peor.

5 comentarios:

sicnarf06 dijo...

hay treby treby,e a costado pero me as cntestado,lo llegas a acer unas horas antes,y me lo hubiera tomado cmo regalo cumpleaños,jejeje!!!sabes la casualidad nunca mejor dixo,la aces tu,tu eres la q decides por ejemplo,tener o no tener suerte...
no lo cres???
yo pienso q la suerte por ejemplo la creamos nostros,al acer o no acer algo...,esto es algo q deberiamos sentarno a ablar un dia,xq sino me puedo aburrir aki un rato ablando yo solo jejeje!!!
weno ya kedamos un diita de stos y ablamos wapa,un besillo,sicnarf!!!


p.d. gracias por la pulsera,me encanto el regalo jejeje

Cloud dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cloud dijo...

El destino, la casualidad, lo que "debe ser"; me recuerda demasiado a fe. Creer en el destino, como bien has dejado patente, es una forma de consolación y despreocupación.
Consigues ver la vida de una forma más bella, pero es un autoengaño. Las experiencias que acentúan nuestra personalidad no se fortalecen si estamos cegados por ese tipo de creencias y eso es un precio a pagar demasiado caro.

Referente a lo dicho por sicnarf:
Cuando nosotros hacemos algo sucede una reacción en respuesta a esa acción. La suerte ahí no interviene en nada, más bien el saber hacer de cada uno o agentes externos impredecibles (como podría ser una ráfaga de viento en el hecho de que se te caiga una maceta en la cabeza). Es decir, que si ya de por sí no comparto la atribución de casualidades y suertes a hechos, mucho menos que seamos nosotros quienes las creemos.


Cicëly, tenemos que volver a profundizar en lo del "yo soy yo y mis circustancias" y en lo irrisorio que es el futuro porque veo que han evolucionado los puntos de vista jeje

Guiomar dijo...

es cierto que es un tema que da mucho que hablar; pero no te tomes querido cloud al pie de la letra las opiniones que expongo aqui, suelo hacer de abogado del diablo(y nose de quien se me ha podido pegar...); bueno, y despues de curarme en salud como quien no quiere la cosa, me queda agradeceros que me comenteis en el blog,
;) a ti especialmente compañero.

De nada por el regaliyo, en este ultimo comentario he caido en quien es sicnarf.

cuando nos pasa algo malo lo llamamos mala suerte. creo que es por la necesidad innata del ser humano de otorgar la culpa de las desgracias propias. es la autocompasión.
cuando nos pasa algo bueno, es que tenemos suerte. la cuestion es poner etiquetas, buscar respuestas... lo sabio no es saberlo todo, sino comprender que nunca sabras nada.
¿por que yo soy yo? o como decia un amigo de Mafalda :"¿por que a mi tenia que tocarme ser como yo?"
caracteristicas innatas-personalidad a posteriori. tenemos que hablarlo trankilitos compañero!!!

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it volvo dealership florida Jeep 350 swap Dental insurance 100 coverage 1999 ford f150 fuel filter replacement Botox injection point trigger Model career and maternity clothes